Olmeda Orígenes | Las empresas con alma, clave del éxito
25432
single,single-post,postid-25432,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.2.3,vc_non_responsive
Olmeda_Orígenes_food_jam_iberico_bellota_sial

01 Sep Las empresas con alma, clave del éxito

El concepto de venta va más allá del mero trato comercial del intercambio de productos por su valor económico. Detrás de todo ello, existen elementos subjetivos que sin duda ayudarán crear una atmósfera propicia en las relaciones comerciales.

Estos elementos subjetivos probablemente no se estudian en las escuelas de negocio, las cuales se ciñen a explicar el elemento teórico de la venta… Un buen análisis del mercado, de la competencia, del posicionamiento, barreras de entrada y salida en los mercados, estudios DAFO, etc, serán sin duda la clave del éxito en nuestras relaciones comerciales, ¿sin duda?.

Mi experiencia personal es que hace años el trabajo comercial se desarrollaba sin que se hicieron estudios analíticos de cada acción que se fuera a realizar y, por tanto, sin evaluar el retorno económico de cada acción puntual. Simplemente el conocimiento exhaustivo del producto, el servicio, la perseverancia y las relaciones personales generaban la necesidad de la compra.

Todo se puede vender en cualquier mercado, todo producto tiene su nicho y la posibilidad de hacerlo crecer, siempre y cuanto contemos con los elementos ya citados.

La empatía entre comprador y vendedor se genera en el mismo instante en el que ambos se sientan y hablan. La pasión por tus productos, el seguimiento y la profesionalidad, el interés por el desarrollo del negocio, las visitas al mercado… serán el elemento diferenciador entre una venta y un negocio.

Esta relación se debe profundizar con el tiempo, llegando incluso a generar una amistad real entre personas y empresas. La generosidad de ambas es parte esencial para llegar a la absoluta confianza entre las partes y, la consideración mutua de socio estratégico para cualquier negocio futuro, convirtiendo una mera transacción en una oportunidad de largo recorrido.

Este concepto, la relación humana en el negocio, nuestra personalidad y entusiasmo, nuestro compromiso… pasa ciertamente desapercibida para muchos profesionales, olvidando que el trabajo es parte de nuestras vidas tanto como la familia, los amigos y los hobbies.

Defiendo una manera de hacer negocios que se basa en las relaciones humanas entre personas, poniendo en valor que no todo tiene un precio, sino que la satisfacción de hacer negocios será mayor si conseguimos entender y empatizar con nuestros clientes, aunque el retorno económico no se puede evaluar de manera inmediata.

Jesús Pelaez

No Comments

Post A Comment